Mundo Cuenca
Lavalle 50
(0379)443-6299
Una de cada dos mujeres tiene alguna disfunción sexual, destaca un estudio de la UBA
Compartir

Publicado el 16/08/2019

El 47% de las mujeres presenta alguna disfunción sexual (DSF) y un 30% expresó no haber tenido nunca un orgasmo, según un estudio difundido por el Hospital de Clínicas de la Universidad de Buenos Aires al cumplirse este jueves el Día Internacional del Orgasmo Femenino, destinado a promover el debate sobre la sexualidad y derribar mitos.

“Lo que encontramos es que si bien en un 47 por ciento detectamos algún tipo de disfunción sea falta de deseo, lubricación o anorgasmia (falta de orgasmo) sólo un 3 por ciento de esos casos habían sido derivados a un especialista”, detalló la responsable de Sexología de la división Ginecología del Clínicas, Silvina Valente, a Télam

La especialista, que aclaró que estos son resultados preliminares, detalló que “en relación al orgasmo, el relevamiento arrojó que tres de cada diez mujeres nunca tuvo un orgasmo y de éstas, 11,3% no lo vivencian como un problema”. “Éste es el dato más llamativo, que haya una naturalización sobre no tener un orgasmo o un desconocimiento sobre qué es y en algunos casos lo que observamos es una confusión entre el orgasmo y la excitación”, describió Valente.

“Lo cierto es que todavía existen mujeres que creen que el encuentro sexual finaliza cuando el hombre eyacula y que por múltiples razones no continúan en búsqueda de su placer. Entonces es importante explicar que una relación sexual no es sinónimo de coito vaginal o penetración vaginal”, agregó. Entre las muchas causas que contribuyen a la falta de orgasmo, la sexológa identificó la falta de información.

Fuente: Télam

Fecha: 8/8/2019

Volver
Suscribite a nuestro newsletter

El programa de TV de la UCP presenta secciones educativas, de interés general, de deportes y noticias destinados al sistema universitario y a la comunidad en general. En el mismo nos proponemos difundir la producción de conocimiento generado desde aulas, institutos y laboratorios, como también el compromiso del personal que protagoniza su acontecer cotidiano como docentes, no docentes, estudiantes, investigadores y técnicos.