Mundo Cuenca
Lavalle 50
(0379)443-6299
Seis de cada 10 estudiantes argentinos no hace actividad física fuera de la escuela
Compartir

Publicado el 10/04/2019

Para algunos es por el exceso de pantallas, para otros por falta de espacios seguros donde poder jugar y correr, o por la crisis de muchos clubes, o por todas estas causas combinadas. Pero lo cierto es que, fuera del colegio, los chicos argentinos hoy están haciendo muy poca actividad física. Con más precisión, 6 de cada 10 chicos no practican deporte o actividad física, según el último estudio que hizo la Universidad Católica Argentina (UCA).

Y lo más preocupante aún: por la escasez de escuelas con jornada extendida, los chicos reciben en la escuela menos horas de gimnasia que la recomendada. Según las últimas cifras oficiales, apenas el 14% de los alumnos de escuelas primarias estatales van hoy a escuelas con jornada extendida. Por ley, debería ser el 30% desde el año 2010.

El último Barómetro de la Deuda Social de la Infancia de la UCA relevó, entre otras cosas, la actividad física que hacen los chicos 5 a 17 años de todo el país. Ahí se ve que el déficit de deportes extra-escolar asciende al 60% en todo el país, pero con muchas diferencias según el nivel socioeconómico de las familias. Por ejemplo, el déficit llega al 71,4% entre los hijos de trabajadores marginales y apenas el 31,1% en hijos de profesionales de clase media. Además, el 84,3% de los chicos no va a colonia de vacaciones, donde se normalmente se realizan mucha actividad deportiva.

Más chicos terminan el colegio con sobrepeso y buscan con una guía generar una escuela saludable

Más chicos terminan el colegio con sobrepeso y buscan con una guía generar una escuela saludable

Hay otro dato de interés, que es la brecha de género en la actividad física. El informe muestra que hay diferencia en el déficit entre los chicos (50%) frente a las chicas (30%). “Esto se da sobre todo entre los adolescentes. En esa edad, en general, hay más déficit de actividad física para todos. Pero las chicas, por cuestiones relacionadas al desarrollo femenino, suelen tener menos interés en la actividad física”, le dijo a Clarín Ianina Tuñón, coordinadora del Observatorio de la Deuda Social de la UCA.

Al déficit de la actividad extra escolar hay que sumarle las pocas horas de gimnasia que hay en las escuelas argentinas. La Unesco establece como recomendación que la escuela garantice 150 minutos por semana para alumnos de nivel primario y 225 minutos para los de secundaria. “La currícula argentina establece 90 minutos para la primaria y 120 minutos para la secundaria. Es decir, que ya hay un déficit de 30 minutos y 105 minutos respectivamente”, dice Fernando Laíño, investigador adscripto Barómetro de la Deuda Social de la Infancia de la UCA.

Aprender 2018: los chicos leen un poco mejor, pero siguen mal en Matemática

Aprender 2018: los chicos leen un poco mejor, pero siguen mal en Matemática

Laíño agrega que, según los datos que ellos disponen, hay mucha diferencia entre el déficit de gimnasia que ofrecen las escuelas estatales (42,2%) frente a las privadas (30,3%). “Una posible explicación es que muchas escuelas privadas tienen campos de deportes, y eso refuerza la actividad física”, dice.

Los especialistas recomiendan algunas acciones para revertir este déficit de educación. Entre ellos, promover mayor movimiento dentro del aula. Por ejemplo, interrumpir una clase para que los chicos se muevan. O los “recreos activos” (inducir a mayor movimiento en lugar de restringirlo). “Hay que promover un gran cambio cultural”, define Laíño.

Fuente: Clarín

Fecha: 22-3-2019

Volver
Suscribite a nuestro newsletter

El programa de TV de la UCP presenta secciones educativas, de interés general, de deportes y noticias destinados al sistema universitario y a la comunidad en general. En el mismo nos proponemos difundir la producción de conocimiento generado desde aulas, institutos y laboratorios, como también el compromiso del personal que protagoniza su acontecer cotidiano como docentes, no docentes, estudiantes, investigadores y técnicos.