Mundo Cuenca
Lavalle 50
(0379)443-6299
Reyes de la crisis: Argentina es el país que estuvo más tiempo en recesión después del Congo
Compartir

Publicado el 20/05/2019

El informe del Banco Mundial es lapidario: después del Congo, Argentina es el país que pasó más tiempo en recesión en los últimos 70 años. Si bien el organismo internacional intenta mostrar algo de optimismo -“Hacia el fin de las crisis en Argentina”, reza el título del documento- la conclusión es que desde 1950 el país creció tan solo 2,7%, lejos del promedio de la región.

Entre 1950 y 2016 el organismo computa 14 recesiones (definidas como episodios de uno o más años consecutivos de crecimiento negativo) para Argentina. Con la de 2018/2019 llegaríamos a la recesión número 15. Esto implica que Argentina pasó el 32% del tiempo en recesión, una de cada tres años.

Además, Argentina creció tan solo 2,7% desde 1950, contra 3,7% en promedio de la región. El Banco Mundial puntualiza que “esta volatilidad macroeconómica sucedió luego de haber sido una economía de ingresos altos a comienzos del siglo XX. Argentina es el único país que luego pasó a ser un país de ingreso medio y que no ha podido salir de esta categoría hasta ahora”. 

El informe destaca que “Argentina es uno de los países que más tiempo vivió en recesión, después de la República Democrática del Congo. Esta cantidad de años con crecimiento negativo es superior a la de cualquier otro país del mundo, incluyendo a estados frágiles como Iraq y Siria”. El organismo pone como ejemplo a Uruguay. El país vecino tuvo en ese lapso -y enfrentando dictaduras y escenarios globales similares- una quinta parte de las recesiones que tuvimos nosotros.

En los casi 70 años evaluados por el Banco Mundial, Argentina pasó por cuatro dictaduras militares, la guerra de Malvinas y varios procesos de hiperinflación, crisis de deuda y recesión aguda.

La República Democrática del Congo -denominado Zaire entre 1971 y 1997- logró independizarse del brutal colonialismo del rey Leopoldo II de Bélgica, que dejó más de 5 millones de muerto, en 1960. Luego pasó 32 años bajó la violenta dictadura de Mobutu Sese Seko, que terminó con una guerra civil que se extendió hasta el año 2000.

Según el organismo, “una de las principales explicaciones del magro desempeño macroeconómico de Argentina es su tendencia a llevar un nivel de vida fuera de su alcance, lo cual impulsa endógenamente sus ciclos de auges y crisis”. Y detalla que “esta tendencia a gastar por encima de las posibilidades es aún mayor durante las expansiones, con políticas procíclicas que llevan a que el consumo y las inversiones (tanto públicas como privadas) crezcan a un ritmo mayor que los ingresos”.

El informe destaca que Argentina tiene “un abundante capital natural, con una de las dotaciones de tierras per cápita más importantes del mundo”. Menciona además que el país cuenta con “una clase media históricamente importante con aspiraciones insatisfechas de un país de ingreso alto” y “una federación desigual”, con áreas con alto nivel de riqueza y otras zonas muy pobres.

Entre los puntos que juegan en contra a la hora de crecer, el informe apunta a “la tendencia de los actores políticos y económicos de celebrar convenios mediante acuerdos a corto plazo“, lo que socava las posibilidades de hacer acuerdos de largo plazo en materia de reformas y políticas sostenibles.

Para terminar con esta sucesión de ciclos recesivos, la receta del Banco Mundial indica que el crecimiento debe estar liderado por el sector privado y basado en una macroeconomía estable y con equidad fiscal. También recomienda apertura comercial,inclusión social basada en empleos de calidad y protección del medio ambiente.

Según el informe, si bien Argentina “ha comenzado a transitar el camino de reformas para transformar su economía y revertir los desequilibrios macroeconómicos”, es necesario “mantener el compromiso a largo plazo con las reformas en las políticas por parte de los políticos, el sector privado y la población en general”.

 

Volver
Suscribite a nuestro newsletter

El programa de TV de la UCP presenta secciones educativas, de interés general, de deportes y noticias destinados al sistema universitario y a la comunidad en general. En el mismo nos proponemos difundir la producción de conocimiento generado desde aulas, institutos y laboratorios, como también el compromiso del personal que protagoniza su acontecer cotidiano como docentes, no docentes, estudiantes, investigadores y técnicos.