Mundo Cuenca
Lavalle 50
(0379)443-6299
Ousman Umar: “Si das de comer saciás el hambre por un día. Si alimentás la mente, lo saciás por cien años”
Compartir

Publicado el 17/12/2019

Los aviones llevan lejos, pero no siempre al destino imaginado. Mientras pastoreaba un rebaño en las venas profundas de Ghana veía los aviones pasar. ¿Cómo pueden volar?, se preguntaba. Los sabios de la tribu le dijeron que era “magia de los blancos” y le recomendaron a su padre que lo enviara a estudiar de aprendiz metalúrgico. Partió a los 9 años y escaló puestos hasta llegar a la Accra, la capital. Por su vida pasaron traficantes de personas, mafias, 19 días a pie cruzando el Sahara, trabajo esclavo en Libia, enfrentamientos con la policía argelina, deportación a Mali y retorno a Argelia. a encrucijada por entonces fue cruzar la valla de Melilla o el mar, siempre con el horizonte puesto en Canarias. De 46 compañeros, sobrevivieron 6. Recaló en Barcelona para dormir en la calle, sin conocer el idioma y, claro, sin una moneda. Una familia local lo acogió. Le enseñó la lengua, a las que sumó el catalán y el inglés. Se graduó en Relaciones Públicas y Marketing y tiene un máster en Cooperación Internacional. Fundó Nasco, una entidad para evitar que los niños de su pueblo migren. Ousman Umar no se cansa de decir: “necesito contar esta historia hasta que no haya más historias como esta que contar”.

– Cuéntame tu lectura de los procesos de inmigración.

– No es una novedad, ni un problema, ni una desgracia. El movimiento de un lugar a otro es lo que nos facilitó la evolución. Ha sido clave. En la prehistoria éramos nómades y nos movíamos para buscar alimentos. Si avanzamos en el tiempo, ha habido guerras y la gente se movió para refugiarse, para encontrar cobijo o mejores condiciones para sobrevivir. Me da mucha pena pensar que tenemos mala memoria y olvidamos rápidamente los hechos. Europa fue la fábrica más grande de inmigración, aunque no quiera recordarlo. Durante la Segunda Guerra Mundial millones de personas se movilizaron. De hecho Argentina acogió a muchos de esos europeos. La gran mezcla de la sociedad argentina surge con la inmigración. Incluso, yendo más atrás, aunque no comparto la idea de descubrimiento, la llegada de los europeos a América también fue un movimiento migratorio. El español se habla aquí como resultado de ese viaje. Debido a las guerras de Siria, provocadas por los mismos gobiernos de occidente, se han producido movimientos de muchísimas personas, quienes, una vez que han visto saqueados sus recursos, llegan a Europa que se expresa con la intención de absorber una pequeña cuota de esos migrantes.

– Pero antes de Siria, ya existía la inmigración de la Africa subsahariana…

– Así es, yo llegué en el 2004 y había una historia que me precedía. Moríamos aún peor, pero nadie lo veía. Las veces que yo, personalmente lo intenté, dos pateras no llegaron. Nadie sobrevivió. En la que yo estaba, había dos bebés que también desaparecieron. Esa crueldad, esa tortura, esa tragedia humana existe desde hace mucho tiempo. La ausencia de interés hizo y hace de que se obvie. Es un fracaso de la humanidad.

– Dónde creés que nace la idea de la Europa salvadora?

– En Ghana tenemos el mensaje de que la solución para todos los problemas del mundo es llegar a Europa. Allí se hizo carne ese mensaje, porque al primer mundo le sigue interesando que sus productos (comerciales y culturales) se consideren los mejores. Para conseguir que la gente los respete debe introducir en el pensamiento colectivo que lo que otros producen no vale para nada y que lo único perfecto es lo que viene de Europa. Así se gana una buena parte de la mente de las personas que creen que es el paraíso y todos quieren vivir allí.

– Qué debemos aprender en “el mundo de los blancos” para entender cómo apoyar en situaciones como la tuya?

– A alimentar mentes. Si das de comer hoy, sacias la jornada. Si alimentás la mente, saciás por cien años. He convencido a mi hermano de que la formación es el modo para que pueda acceder a su paraíso, que es su propia casa. Acabó siendo el mejor alumno de su promoción. El quería ir con sus cabras hasta Libia, pero lo convencí de que tenía que estudiar, y hoy tiene su propia empresa. Más de 64000 personas están suscriptas a la plataforma que creó para facilitar el pago a través de telefonía móvil a cualquier negocio. El 80 % de los ghaneses no están bancarizados pero sí tienen celulares. Esta oportunidad de negocios no la hubiera visto desde España. Eso es lo que desde fuera de Africa se debe entender: ellos que viven allí, son quienes saben qué necesitan.

– ¿La base está en la educación?

– Es la clave para transformar Africa. La ayuda humanitaria es un gran error. Lo único que se consigue es convertir al continente en dependiente del exterior. Hay que enseñar las herramientas adecuadas para que puedan salvar sus propias vidas.

– ¿Cómo acompañar a los padres de esos niños para que el único camino que vean no sea la inmigración?

– La educación se expresa en diferentes maneras. No todo pasa en el aula. Es preciso que los padres pueden formar con sensibilidad. Ellos son los primeros que deben entender que la solución está en sus casas. Apoyar a un niño a que se marche en las condiciones que me tocaron a mi es enviarlo al infierno.

– ¿Con qué sueñas?

– Sueño con convertir a Ghana en el Silicon Valley de Africa. Quiero transmitir la idea de “querer es poder” a los niños. Inspirarlos para que saquen su fuerza mental para ser lo que sueñan.

Señas particulares

Ousman Umar nació en Ghana. Cruzo el Sahara y el mar en patera. Fue adoptado por una familia en Barcelona. Egresó con un título de grado en RR.PP. y Marketing y realizó un Master de Dirección de Cooperación Internacional en ESEADE. En 2012 fundó Nasco Feeding Minds (https://nascoict.org/), una ONG que brinda equipamiento y educación en Ghana. Por la entidad han pasado más de 11.000 niños y trabajan 25 docentes en 8 aulas. En el 2018 se integró al equipo de Proactiva Open Arms.

Volver
Suscribite a nuestro newsletter

El programa de TV de la UCP presenta secciones educativas, de interés general, de deportes y noticias destinados al sistema universitario y a la comunidad en general. En el mismo nos proponemos difundir la producción de conocimiento generado desde aulas, institutos y laboratorios, como también el compromiso del personal que protagoniza su acontecer cotidiano como docentes, no docentes, estudiantes, investigadores y técnicos.