Mundo Cuenca
Lavalle 50
(0379)443-6299
Nómades digitales: ¿quiénes son y dónde viven?
Compartir

Publicado el 09/10/2019

Una nueva tendencia que está en auge y viene para quedarse es la de los digital nomads o nómades digitales: profesionales que trabajan remotamente desde cualquier parte del mundo.

Hoy en día las tecnologías nos permiten llevarnos el trabajo a todos lados sin tener que estar en un lugar físico concreto. Mientras tengamos una computadora conectada a internet, un bar en la playa, un lindo café, un espacio de co-working o hasta nuestra propia cama de Airbnb pueden ser nuestra oficina.

Esta corriente surge y se hace cada vez más común entre los jóvenes millenials y centenials, que ya no se sienten cómodos ni conformes con el modelo de trabajo de oficina de 9 a 18. En la era digital, estas normas y estructuras están finalmente poco a poco desapareciendo, dando lugar a nuevas formas de trabajo. Como consecuencia, las empresas están adaptándose a la demanda, implementando el trabajo remoto, de manera que los jóvenes profesionales ya no se quedan más quietos: son eternos exploradores del mundo y encontraron la forma de hacerlo sin tener que renunciar a sus trabajos.

Muchos de estos nomads son freelancers, pero muchos son trabajadores fijos en una empresa, especialmente en los rubros de tecnología, diseño y marketing. Los números hablan por sí solos: casi dos tercios de las empresas estadounidenses tienen empleados trabajando remoto al menos la mitad del tiempo y según un estudio realizado por la empresa irlandesa Blueface, para el año 2025 el trabajo remoto será igual -sino mayor- que los empleos promedios en oficinas físicas.

Todo esto es posible gracias a nuevas herramientas digitales que hacen que la comunicación fluya mucho mejor a la hora de trabajar a distancia. Las plataformas de video y chat hoy nos permiten compartir información en tiempo real sin que la ubicación geográfica sea un problema.

Home is where WiFi connects automatically

Ahora, a la hora de elegir desde dónde trabajar, los profesionales evalúan ciertos factores, como el costo de vida del lugar, su oferta cultural y la disponibilidad de espacios de coworking. Teniendo en cuenta estos requisitos, algunas ciudades alrededor del mundo se están convirtiendo en los principales refugios de los digital nomads.

El sitio Nomad List es de gran ayuda para quienes estén evaluando a dónde irse a trabajar remoto. Además de brindar información sobre costos de vida, barrios dónde conviene vivir y espacios de coworking, califica a las ciudades según diferentes criterios, puntuándolas en cada caso de 1 a 5 siendo 5 el puntaje más nomad-friendly. Les contamos cuáles son algunas de las mejores rankeadas:

Bangkok, Tailandia (4.60/5)

Uno de los lugares más demandados por este tipo de trabajadores por su bajo costo de vida, gastronomía, buena calidad internet, y por tener una gran cantidad de espacios de coworking. Este último punto no es un dato menor, ya que estos espacios son fundamentales para los nomads, no solo para tener un espacio de trabajo, sino para interactuar y armar conexiones con otras personas que están en su misma situación y así no sentirse tan solos.
Además, no nos olvidemos que Bangkok es la capital de Tailandia y está a nada menos que unos pocos minutos de espectaculares playas de mar turquesa y arena blanca, razón suficiente para elegirla como hogar temporal.

Bali, Indonesia (4.52/5)

Otra de las preferidas por los nomads. Bali, o más precisamente el distrito de Ubud, es el destino ideal para este tipo de viajeros, sobre todo para quienes quieran combinar trabajo con naturaleza y vida al aire libre. Hay espacios de coworking con vistas únicas, playas paradisiacas donde practicar surf, senderismo u otros deportes acuáticos.
Sus costos también son bajos y como si fuera poco, su vida nocturna muy variada y completa.

Volver
Suscribite a nuestro newsletter

El programa de TV de la UCP presenta secciones educativas, de interés general, de deportes y noticias destinados al sistema universitario y a la comunidad en general. En el mismo nos proponemos difundir la producción de conocimiento generado desde aulas, institutos y laboratorios, como también el compromiso del personal que protagoniza su acontecer cotidiano como docentes, no docentes, estudiantes, investigadores y técnicos.