Mundo Cuenca
Lavalle 50
(0379)443-6299
Los gamers ahora eligen jugar en notebook y crece la oferta de modelos
Compartir

Publicado el 05/10/2019

Estas portátiles especiales incluyen placas gráficas de alto rendimiento, procesadores de última generación y teclados luminosos y reforzados. Valen hasta 178 mil pesos.

El preciado concepto de la movilidad, que en sus inicios auspició su crecimiento, hoy vuelve a ser el justificativo para que muchos usuarios elijan una portátil gaming en lugar de enfierrar su computadora de escritorio. Para condensar su potencia en un espacio reducido, estas notebooks incluyen placas gráficas de alto rendimiento, discos de estado sólido, procesadores de última generación, teclados luminosos y carcasas con mayor resistencia a impactos.

Otra de las razones que explican el ascenso de esta categoría es el auge que cosecharon los eSports entre las nuevas generaciones. Según el Global Games Market Report 2019, América Latina es la región que más creció con una tasa anual de 11,1%. Mientras que la Argentina, con 19 millones de jugadores (incluyendo los casuales de celular) es el tercer mercado más importante de la región. México y Brasil figuran a la cabeza.

“Este boom se trasladó a los números del retail y si bien el crecimiento es más pronunciado en otros países, en menor escala, se cumple la misma premisa en Argentina. Este incremento transformó el perfil gamer que conocemos tradicionalmente y cada vez hay más jugadores entusiastas en búsqueda de una experiencia de juego con productos robustos y potentes que los invitan a desafiarse”, destaca Fernando Villanueva, consumer PCs de HP Argentina.

El costo de estos equipos –por las exigencias de sus componentes internos- prácticamente duplica a los modelos elementales que se conforman con navegar a buen ritmo y disparar aplicaciones con ligereza. Las notebooks que ocupan el primer escalón en intensidad, rondan los 80 mil pesos y las avanzadas, cuestan más del doble.

Mientras la gama de entrada está concebida para aprovechar franquicias de eSport como Dota 2, League of Legends o FIFA, si uno pretende subir de categoría, deberá resignar detalles por rendimiento. En tanto las notebooks avanzadas, pueden alcanzar una resolución de 1080p y algo de fluidez en Call of Duty, Battlefield o Doom.

Una característica clave en este tipo de portátiles es la movilidad. La posibilidad de llevar el equipo encima para jugar en cualquier ambiente es algo determinando. Tampoco es una casualidad que ninguna pantalla supere las 15 pulgadas y que en promedio, pesen unos 2,5 kilos.

“El segmento más competitivo no está en la franja profesional, sino en el nivel intermedio, donde algunos consumidores, como ejecutivos o universitarios, que tienen entre 21 y 35 años, utilizan el equipo para trabajar y también, quieren disfrutar de algunos juegos más sofisticados. Este grupo que representa casi el 35% del total, valora la movilidad en su equipo”, destaca Yuzel Ahumada, regional product line manager de Dell.

Las láminas que recubren a estos equipos son una de las grandes diferencias que se pueden establecer con las laptops tradicional. Ya que la finalidad de los materiales para gamer es disipar el calor, resistir el uso prolongado y asimilar los sacudones. Sin embargo, son meros accesorios, ya que es el hardware quien determina su desempeño real.

Y si bien la unidad de procesamiento de gráficos (GPU) es la pieza determinante de la configuración, requiere el acompañamiento de una buena unidad central de procesamiento (CPU), suficiente RAM y abundante espacio de almacenamiento.

“Todo depende de las prestaciones que busca el jugador. Para correr los juegos más populares, como Fortnite o Minecraft, a 60 cuadros por segundo una GeForce GTX 1650 ya es suficiente. Para los que buscan los mejores resultados en juegos competitivos a 120fps como PUBG o APEX Legends, se recomienda una GeForce GTX 1660Ti. Y a los que quieren disfrutar de todo que ofrecen los últimos lanzamientos con Ray Tracing sin duda la mejor opción será una GeForce RTX”, recomienda Alex Ziebert, gerente técnico de marketing de NVIDIA para América Latina.

La memoria RAM es uno de los pocos componentes que se pueden actualizar en un portátil para juegos. Suele ser de fácil acceso, ya que basta con retirar algunos tornillos y una tapa. Para niveles de entrada, 8 GB es una cantidad suficiente, aunque hay juegos que precisarán de 12 o 16 GB de RAM para funcionar.

Uno de los aspectos más controvertidos es el de las temperaturas y ruido que escapan de las profundidades de metal. Los equipos más potentes incluyen sistemas de refrigeración avanzados de doble ventilador y caloductos de cobre que disipan mejor el calor.

Por lo general, el aire suele escapar por las rendijas traseras de la portátil, absorbiendo aire fresco de los laterales. Una buena medida es elevar su parte posterior para que le llegue mejor el aire fresco a los ventiladores, y también para evitar que el calor quede concentrando sobre la superficie de apoyo y disminuya la eficacia de la refrigeración.

“Con un diseño inspirado en el vuelo silencioso del búho, los modelos Predator poseen la tecnología Aeroblade 3D, con ventiladores de borde serrado que permite el paso de más aire. Las 59 hojas biónicas de metal cuentan con solo 0,1 mm de grosor. Para la reducción del ruido viene con aletas en los bordes superior e inferior del ventilador y un alerón curvo junto a la hoja interna que para amortiguar las vibraciones”, expone Carolina Gambarini, marketing manager de Acer Argentina.

En un equipo para juegos es casi imprescindible que incluya un disco de estado sólido (SSD) de al menos de 128 GB para que cargar el sistema operativo y los juegos. Para guardar fotos, videos y otros archivos, se puede optar por un segundo disco mecánico (HDD) de un Terabyte.

En cuanto a teclados, están los que ofrecen una iluminación estática de un color o RGB, cuya luminosidad puede ser por zonas o teclas. En los niveles avanzados, los fabricantes suman teclados mecánicos, que otorgan hasta cinco veces más durabilidad que los tradicionales de membrana.

Volver
Suscribite a nuestro newsletter

El programa de TV de la UCP presenta secciones educativas, de interés general, de deportes y noticias destinados al sistema universitario y a la comunidad en general. En el mismo nos proponemos difundir la producción de conocimiento generado desde aulas, institutos y laboratorios, como también el compromiso del personal que protagoniza su acontecer cotidiano como docentes, no docentes, estudiantes, investigadores y técnicos.