Mundo Cuenca
Lavalle 50
(0379)443-6299
Justicia informatizada: la pandemia aceleró los cambios y la prioridad de audiencias a distancia
Compartir

Publicado el 26/05/2020

El director de Informática del Poder Judicial, Santiago Carniel, hizo un repaso de las tareas que, contra reloj, tuvieron que aplicar para la reactivación de las actividades en los tribunales. “La crisis del coronavirus nos cambió el eje de prioridades”, dijo y resaltó: “Buscamos que exista  autonomía en las audiencias teletransmitidas porque se acumularán más de 150 casos a corto plazo y el sistema no podrá asistirlas a todas”.

La pandemia del coronavirus y el aislamiento social obligatorio, decretado para evitar la rápida expansión del virus y el consecuente colapso del sistema sanitario, paralizó muchas actividades estatales de manera abrupta. Una de ellas fue el servicio de justicia, y en el caso de Corrientes la reactivación demandó un tiempo considerable porque la emergencia no cesó y había que tomar todos los recaudos para que la situación no se desbordara en la vuelta de la actividad en los tribunales.
Más allá de las tareas administrativas propias de los diferentes juzgados, la necesidad de un soporte tecnológico para poder desempeñar labores sin presencia física y mantener la distancia social exigida se tornó aún más clave en este contexto de crisis. Es decir, cobró una relevancia aun mayor porque, en realidad, desde principios de este año comenzó a implementarse de manera gradual un programa de digitalización de trámites y requerimientos administrativos en el Poder Judicial de la provincia. Y en ese contexto estaba planificado concluir el 2020 con un amplio desarrollo informático en los diversos canales de administración de justicia.
Sin embargo, como en casi todos los ámbitos, la pandemia del covid-19 trastocó toda planificación. En especial, acortó plazos y las urgencias obligaron a fusionar etapas planificadas como graduales, en apenas un par de pasos dados de manera casi inmediata.
“La crisis del coronavirus nos cambió el eje de prioridades. De un día para otro nos encontramos sin expedientes impresos y todo a distancia, lo cual es exactamente lo opuesto a lo que se venía haciendo hasta ese momento en la Justicia”, remarcó el director de Informática del Poder Judicial de Corrientes, Santiago Carniel, en diálogo con El Litoral.
Cuando la pandemia llegó al continente, el área a su cargo apenas llevaba un mes de aplicación de un programa integral de digitalización, bien estudiado y segmentado en fases. Pero todo cambió súbitamente.
“El plan que había sido presentado en febrero fue trabajado durante todo el año pasado en base a proyectar y seguir objetivos, el sustento de cualquier cambio”, indicó el ingeniero Carniel en su introducción. Dicho proyecto estratégico es a mediano y largo plazo, y contempla una aplicación de tres a cinco años, “donde el eje principal es salir de un expediente papel para ir a un expediente digital. Después hay otros planes de modernización, como el que contempla las cámaras Gesell, para estandarizarlas con tecnología similares en todas ellas, además de la grabación de audiencias ordinarias”, acotó.
En este sentido también “se estaba planificando la renovación total del salón auditorio, que estaba con una tecnología de hace 30 años, el servicio de impresión, el área de audiencias, y por supuesto el proyecto del sistema digital para el manejo de expedientes electrónicos, entre otras cosas. Además de un desafío más grande: el Data Center”, recordó Carniel.
Toda esta planificación “contempla cambios en la modalidad de trabajo, la forma de pensar, en proyectar con objetivos, etcétera, tanto en el aspecto técnico como en el humano”, acotó.
Pero con el coronavirus la situación mutó notoriamente. “Nos obligó a rearmarnos como equipo de informática. Una necesidad que se va expandiendo a las distintas áreas a medida que sus integrantes se van reincorporando a la actividad”, indicó.
Es que, por el aislamiento social y la emergencia sanitaria, “se tuvo que hacer primero una planificación de a quién o quiénes impactaba primariamente el cambio de modalidad, y cuáles eran las urgencias. Dentro de todo, el Poder Judicial comenzó a trabajar un poco más tarde, aunque casi con mucha prisa. Por eso tuvimos un tiempo para prepararnos y entender a quiénes había que sostener primero”, graficó el directivo.
“Obviamente -agregó-, estábamos siguiendo todo un plan de implementación de salas de audiencias presenciales, pero se tuvo que aplicar un nuevo sistema para hacer audiencias a distancia. Lo cual implicó la instalación de una plataforma especial, reconvertir cámaras para que sean web y definir los equipos con los que se van a realizar. Además, implicó una capacitación inmediata al personal y brindar asistencia técnica. Es un plan bastante complejo, desarrollado en tan poco tiempo”.
Por otra parte, debieron analizar el caso de las presentaciones de escritos por parte de los abogados, para que, sin concurrir a los juzgados, tuvieran la posibilidad de cumplir con estos requerimientos administrativos. “Evaluamos qué medidas podríamos tomar y desarrollamos una solución de manera urgente para que tengan una plataforma de presentación de escritos que es la que se está implementando por etapas. En teoría, en la primera semana de junio se estaría aplicando en Capital. Esta es la última que resta, porque ya se implementaron cuatro etapas en el interior”, aseveró Carniel.
Asimismo, se abrió la necesidad de otorgar turnos de atención para evitar aglomeraciones. Al respecto, el titular de la Dirección de Informática señaló: “Este fue otro proyecto que encaramos rápidamente para ver cómo le dábamos a los juzgados la posibilidad de ordenarse y que no se produzcan largas filas en los pasillos y veredas, sino que se otorgue un día específico y un horario fijo. Y eso se hizo”.
Aspectos centrales de estos cambios durante la cuarentena y las flexibilizaciones activadas por el Gobierno para el regreso de las actividades en determinados sectores, fueron expuestos por Santiago Carniel en un reciente encuentro virtual organizado por el Instituto Federal de Innovación, Tecnología y Justicia de Jufejus (Junta Federal de Cortes y Superiores Tribunales de Justicia) con la participación de más de 100 magistrados y funcionarios.

A distancia  
Una de las cuestiones más destacadas cuya aplicación se agilizó en tiempos de coronavirus fue la de las audiencias a distancia. “En principio, la manera en que se desarrollan y los lugares que ocupará cada parte los define el juez, quien tiene la potestad de decidir cómo lo va a resolver y consensuar con las partes. Nosotros le damos las alternativas tecnológicas”, explicó Carniel.
En este sentido indicó que apuestan a que en el corto plazo “empiecen a tener autonomía”, y advirtió a continuación: “Según la proyección de las estadísticas que manejamos, tendremos en menos de diez días un registro de más de 150 audiencias. Obviamente, el sistema informático no va a poder brindar asistencia a tanta cantidad de encuentros. Por eso estamos trabajando con un plan que abarca un protocolo y capacitación”.
“Con la plataforma en el juzgado se puede planificar una audiencia sin muchos inconvenientes, pero para dar los primeros pasos se requiere asistencia técnica hasta que puedan hacerlo por sí mismos. Después sí hay audiencias que son un poco más complejas, que requieren, por ejemplo, que alguien esté de manera presencial en una sala; que en otra distinta esté una segunda parte; y que en Buenos Aires permanezca una tercera. En este tipo de caso sí se requiere que intervengamos para ver de qué manera conviene desarrollarla técnicamente, con qué equipamiento especial hacerlo o si directamente se realiza por celular”, explicó.
Virtualidad
Si bien el escenario cambió súbitamente, la experiencia dejó algunos aspectos para evaluar sobre qué es lo más complicado en el terreno de la virtualidad en la labor del Poder Judicial en general y del área de Carniel en particular. “De alguna manera se complicó nuestra actividad, pero nos adaptamos y entendimos que, si bien era mejor mantener diálogos de manera personal, la situación también nos obligó a tener más reuniones virtuales en el día, de coordinación. Y eso nos permitió tener contactos en grupos con los jueces y el personal de los juzgados. Tenemos un canal de comunicación bastante amplio, con lo cual estamos atendiendo todos los requerimientos, hablando constantemente, resolviendo los problemas que se van presentando.
Y la diferencia con lo que ocurría antes, cuando teníamos horarios fijos, es que ahora estamos las 24 horas en línea.

—¿Qué aportó la virtualidad? ¿Es lo que viene para la informatización de la Justicia?—, planteó El Litoral al directivo. 
—Creo que va a seguir primando el expediente físico si es que termina pronto el aislamiento”—, respondió Carniel. En este sentido agregó: “Considero que por una cuestión de procedimientos y análisis sobre cómo se están haciendo hoy las cosas, va a haber un mix entre el sistema físico y el digital. Probablemente la presentación de escritos a través del sistema Fórum (nuevo esquema de gestión de documentación para evitar la presentación física de escritos) es una herramienta que puede quedar vigente. No obstante, el expediente físico va a seguir estando hasta que podamos desarrollar el sistema nuevo, con el que pronto arrancaremos”, anunció.
“Después creo que cada juzgado va a buscar la manera de acomodarse a estas circunstancias y acelerar los plazos. Seguramente también van a seguir haciendo audiencias a distancia en los casos que crean que esa es la mejor opción. En otros casos, y como lo venían haciendo, les solicitarán a las partes que se acerquen físicamente a la sala”, indicó.
Por otra parte, resaltó que “todas las dependencias del Poder Judicial contarán con sistemas de comunicaciones digitalizadas, con lo cual no habrá límites ni fronteras para hacer todo a distancia. Hay muchos métodos que van a volver a aplicarse como hasta principios de año, de eso no hay dudas. Pero también habrá otras tantas herramientas nuevas que se aplicaron en esta coyuntura y que van a quedar para brindar su aporte para un mejor servicio de justicia en Corrientes”, concluyó.

Fuente: https://www.ellitoral.com.ar/corrientes/2020-5-25-1-0-0-justicia-informatizada-la-pandemia-acelero-los-cambios

Volver
Suscribite a nuestro newsletter

El programa de TV de la UCP presenta secciones educativas, de interés general, de deportes y noticias destinados al sistema universitario y a la comunidad en general. En el mismo nos proponemos difundir la producción de conocimiento generado desde aulas, institutos y laboratorios, como también el compromiso del personal que protagoniza su acontecer cotidiano como docentes, no docentes, estudiantes, investigadores y técnicos.