Mundo Cuenca
Lavalle 50
(0379)443-6299
Enric Corbera: “Vivimos en un mundo que cambia, por eso resistirse al cambio es perjudicial”
Compartir

Publicado el 10/09/2019

Unas 3 mil personas participaron de la charla gratuita que dio el español en el Club de Regatas. Además, firmó un convenio mediante el cual el “Enric Corbera Institute” trabajará con alumnos, tutores y docentes de la Escuela “Nuestra Señora de Itatí” de la localidad de San Luis del Palmar.

Verónica Echezarraga
vechezarraga@ellitoral.com.ar

Casi 3 mil personas participaron el miércoles último de la conferencia gratuita “La mente como clave para el cambio social” realizada en Corrientes por Enric Corbera, el creador de la bioneuroemoción. Paralelamente, el “Enric Corbera Institute” y el Ministerio de Educación de la Provincia firmaron un convenio mediante el cual la institución española trabajará con estudiantes, tutores y docentes de la Escuela “Nuestra Señora de Itatí” de la localidad de San Luis del Palmar. “Es algo que hacemos altruistamente como un trabajo de investigación, porque lo que queremos realmente es mostrar cómo las herramientas de autogestión emocional y autoconocimiento traen bienestar”, dijo Corbera.
La bioneuroemoción parte de cualquier aspecto conflictivo o síntoma de la persona para indagar en su inconsciente y descubrir las incoherencias que influyen en su manifestación. Ya no es tan importante lo que le pasa a la persona, sino cómo lo percibe y la reacción emocional que esto genera.
A través de la autoindagación la persona puede identificar los factores emocionales que influyen en su problemática y comprender el “para qué” los está viviendo. “Como decía Einstein, si usted cambia su percepción, cambiará su universo, porque todo resuena. Lo que no sabemos es cómo cambiará”, dijo Corbera durante una conferencia de prensa en la que además explicó: “El sistema es la sinergia, cuando alguien se mueve, los demás se tienen que mover. Normalmente hay algunos que se molestan mucho cuando tienen que moverse y eso forma parte de la vida. Es que cuando alguien hace algo diferente, siempre hay alguien que se queja, por eso una persona que se mueve y no lo hace con resentimiento ni contra nadie, es una persona que está haciendo un acto de amor, porque al final vivimos en un mundo que cambia, y resistirse al cambio va a perjudicar”.
Con respecto a la llegada de Corbera a Corrientes, la presidenta del instituto, Sara Pallares, contó: “El instituto llegó a Corrientes por una sinergia a través de una persona que fue alumna nuestra y conocía a la gente de la Unne. Nos reunimos y vimos que compartíamos una misma misión, porque la Facultad de Medicina tiene una misión muy clara que es estar abierta a aportar nuevas informaciones a la sociedad. Entonces nosotros nos dimos cuenta de que teníamos otra institución con la misma misión y ganas de transformar, evolucionar y ofrecer. Así empezamos a charlar para ver cómo colaborar más juntos, qué posibles proyectos podemos hacer. La voluntad está y cuando hay voluntad, las cosas empiezan a fluir”.
En el mismo sentido, Corbera marcó: “Que estemos en Corrientes no es una casualidad, si lo entendí bien, recién dijeron que es una de las regiones más pobres, y digo que no es una casualidad porque al final de las grandes crisis surgen las mayores posibilidades, y si aquí, por lo que sea, se necesita una transformación mayor, al final las oportunidades se acercan y esperamos sumar”, dijo y agregó: “Yo no sabía que era una de las regiones más pobres, pero si podemos aportar algo, entonces algo va a cambiar”.
El creador de la bioneuroemoción explicó además que este método es para todo el mundo, pero no todo el mundo es para este método. “La bioneuroemoción es una manera de ver y entender la vida, no se trata ni de pensamiento positivo y esas cosas, se trata de mirar las cosas sabiendo que si estás en un lugar, hay una razón”, y continuó: “En la medicina sabemos que el cuerpo y la mente están entrelazados, sabemos que las personas gestionando sus estados emocionales mejoran, bajando su nivel de stress mejoran. Vi muchos médicos que nos envían sus pacientes para que les demos un repasito a nivel emocional. La parte emocional es clave, y suma. No quiero que nadie caiga en la trampa de pensar “ah, entonces hago eso y listo”, no, para nada, haga su tratamiento, pero le enseñaremos que quizás usted tiene que tomar una decisión en su vida; sin culpabilidad y sin victimismo todo fluye de distinta manera. Hay gente que se resiste porque cree que el cambio lo tiene que hacer otro”.

Medicina integrativa
Pallares, por su parte, indicó que actualmente se habla mucho de la medicina integrativa, “obviamente la medicina como cualquier disciplina ha de ir evolucionando y si hasta ahora la medicina contemplaba unas variables, ahora nosotros venimos a decir ‘ey, nosotros estudiamos cómo la mente y las emociones pueden estar influenciando, sumando o restando a la salud a nivel holístico’. Cómo se baja eso a nivel específico y práctico es lo que estamos trabajando, y hay un cambio enorme”.
En el mismo sentido, Enric marcó: “Freud decía que todo terapeuta se va a encontrar con que vienen sus pacientes y esperan que cambie alguna cosita para seguir haciendo lo mismo que hacían antes, entonces es como que si quiero cambiar pero hasta acá nomás. La resistencia es como parte del ser humano, el problema es que cuando más te resistes, cuando más crees que el problema está afuera, creas un vacío en tu psique que te acaba perjudicando la salud. Cuando una persona tiene un síntoma físico, es porque la persona se está replanteando algunas cosas. El síntoma físico tiene causas genéticas, epigenéticas (es multifactorial), pero todo está relacionado con las emociones. Entonces si usted lleva unas experiencias suyas o de sus ancestros y las vive desde el dolor, el sufrimiento, eso no es sano para nadie. Si usted se da cuenta de que esa información que usted ha recibido es para que usted le dé otra trascendencia, usted está haciendo lo más importante para su salud”.

El control y la queja
Corbera considera que “hay que vivir sin expectativas, hay que saber vivir en la incertidumbre. Expectativas es cuando esperas que pase algo con lo que tú haces y eso es muy dual. O sea, yo hago esto y espero que pase esto otro, pero no, la cosa debería ser así: yo tomo conciencia, hago cosas y veo qué sucede, lo otro se llama control y el control ya se sabe que no funciona. Con las expectativas limitas la respuesta, y cuando no tienen expectativas, la respuesta que te viene la utilizas porque entiendes que hay una inteligencia que te hace venir aquello que necesitas y hay que saber verlo.
Cuando las personas me dicen ¿y ahora qué?, yo digo simplemente observa lo que la vida te trae, si quieres tomarte un jugo de naranjas pero la vida te trae limones, y entonces te haces una limonada, porque es lo que más te conviene. La bioneuroemoción es un método humanista, holístico y siempre digo que no se lo crean. Es para todo el mundo, pero no todo el mundo es para la bioneuroemoción porque la bioneuroemoción te propone que el cambio que tanto esperas lo hagas tú, porque si tú esperas que cambie el otro te estás paralizado, no puedes hacer nada. Pero echar las culpas a los demás es el deporte mundial, la culpa es del vecino, el gobierno, etc., pero todos somos un poco responsables en alguna medida, entonces, con quejarnos no hacemos nada, es decir, pueden quejarse pero después se preguntan ‘¿qué puedo hacer yo para mejorar esto?’”.

Fuente: El Litoral

Fecha: 8-9-2019

Volver
Suscribite a nuestro newsletter

El programa de TV de la UCP presenta secciones educativas, de interés general, de deportes y noticias destinados al sistema universitario y a la comunidad en general. En el mismo nos proponemos difundir la producción de conocimiento generado desde aulas, institutos y laboratorios, como también el compromiso del personal que protagoniza su acontecer cotidiano como docentes, no docentes, estudiantes, investigadores y técnicos.